Plan Director de Movilidad

· Documentos del pdM »

· Observatorio de la Movilidad »
(Información solo disponible en catalán)

· Boletines informativos y noticias
(Información solo disponible en catalán)

· Guías y aplicaciones
(Información solo disponible en catalán)

El Plan Director de Movilidad (pdM) de la Región Metropolitana de Barcelona (RMB) tiene por objeto planificar la movilidad de la región teniendo en cuenta todas las modalidades de transporte, tanto de personas como de mercancías, de acuerdo con los principios y los objetivos que emanan de los artículos 2 y 3 de la Ley de la Movilidad. El pdM desarrolla en el territorio lo que determinan las directrices nacionales de movilidad (art. 7.1 de la ley), en coherencia con las directrices del planeamiento territorial vigente en la Región Metropolitana de Barcelona.

Durante los últimos años, los patrones de movilidad están cambiando rápidamente. El nuevo pdM 2013-2018 ha analizado los escenarios prospectivos para el horizonte 2018 y ha introducido nuevos criterios y objetivos con respecto del anterior plan 2007-2012 con el objetivo de adaptarlo al contexto social, económico, ambiental y emergente, a la irrupción de las nuevas tecnologías de la comunicación, a una realidad local y global que cambia rápidamente y a un escenario de futuro lleno de incertidumbres. Sin embargo, mantiene otros para dar continuidad a retos que siguen siendo estratégicos a medio y a largo plazo y que están en sintonía con los instrumentos de planificación nacionales y europeos en materia de movilidad, energía, seguridad y medio ambiente.

El pdM tiene como objetivos básicos mejorar la calidad de vida, garantizar la accesibilidad de la ciudadanía, conseguir una movilidad sostenible y segura que promueva la mejora de la competitividad del tejido económico de la RMB y, por extensión, de Catalunya, y colaborar en el principio de facilitar la igualdad de oportunidades a todos los ciudadanos y ciudadanas.

Por este motivo, el pdM es el instrumento que debe garantizar que se desarrollen de forma coordinada las estrategias de gestión de la movilidad y que se logren estos objetivos. Así, propone setenta y cinco medidas que se agrupan en nuevo ejes de actuación:

  1. Planificación coordinada del urbanismo y la movilidad.
  2. Una red de infraestructuras de movilidad segura y muy conectada.
  3. Gestión de la movilidad con el trasvase modal como prioridad.
  4. Un transporte ferroviario de más calidad.
  5. Transporte público de superficie accesible, eficaz y eficiente.
  6. Nuevas infraestructuras en el marco de un sistema logístico moderno.
  7. Un acceso sostenible en los centros generadores de movilidad.
  8. Eficiencia energética y uso de combustibles limpios.
  9. Conocimiento y participación en el ámbito de la movilidad.